"2019, AÑO POR LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER"
Secretaría del Medio Ambiente, Energias y Desarrollo Sustentable
Siguenos: Facebook Twitter Flickr RSS

Energía Solar


La energía solar es una energía totalmente limpia. Para producir energía solar no hace falta ningún tipo de proceso químico ni se expulsan sustancias contaminantes a la atmósfera, como en el caso de los combustibles fósiles. Es decir, la energía solar no contamina, no contribuye al calentamiento global ni al efecto invernadero.


 
 

Para aprovechar la energía solar tan solo hace falta un sistema que recoja esa radiación proveniente del sol y la transforme en calor. Gracias a diversos procesos, la energía solar se puede transformar en otra forma de energía útil para la actividad humana: en calor, en energía eléctrica o en biomasa. Por ende, el término “energía solar” se utiliza, con frecuencia, para describir la electricidad o el calor obtenidos a partir de ella.

Las técnicas para capturar directamente una parte de esta energía están disponibles y están siendo mejoradas permanentemente. Hay que decir que la energía solar es una fuente de energía renovable e inagotable. El sol, ese gran astro que provee de luz y calor a nuestro planeta, es la fuente de la que proviene la energía solar. Tiene una edad aproximada de 4.500 millones de años y aún le quedan otros 5.000-6.000 millones de años de vida.